Por : Fatima Salas.

 

A todos nos pasa, que, cuando visitamos una tienda de mascotas, y nos dirigimos hacia la sección de perros, nos encontramos con una diversidad de adorables cachorros que nos conmueven y al instante deseamos llevarlos a casa, y terminamos comprándolo,  muchas veces, sin ser conscientes de la vida que nos hemos comprometido a criar y cuidar, esto ya se ha convertido en un gran problema social, por la falta de humanitaria que hemos adquirido.

Este es un gran problema que México, y  en este caso, Monterrey y su área metropolitana ha tenido durante muchos años, causado por la falta de información que tienen los dueños al hacer la compra del cachorro. En el momento sólo vemos lo bonito y lo graciosos que son, sin embargo, crecerá y quizá no sea apto para el estilo de vida que cada uno llevamos, y al final, estos perros terminan en las calles o sacrificados.

Las cifras de perros callejeros son alarmantes, ya que oscilan en un millón, entre perros y gatos abandonados,  si consideramos que las hembras dan a luz aproximadamente a veinte cachorros anualmente, la plaga crece y el círculo no termina. Además de la propagación de enfermedades, los olores fétidos por las heces  y su orina. Y ¿cuántos de éstos no han atacado a alguien? Y cuando lo hacen, tenemos el descaro de responsabilizar al animal por nuestra irresponsabilidad.

Otra causa de abandono la vemos en perros y gatos que los han dejado, a veces a su suerte, en la azotea de la casa, causando un grave problema psicológico en el animal, además de que puede sufrir de desnutrición y podría desarrollar enfermedades a consecuencia de la falta de atención veterinaria.

¿Qué soluciones podemos fomentar hacia esta problemática?

Algo que hay que tratar de erradicar es la eutanasia, ya que esto, nos hace menos sensibles, haciendo un raciocino de: “¡Compremos el cachorro!, cuando ya no lo queramos, lo sacrificamos y tendremos otro…” ¿Cómo es posible que juguemos así con la vida de un animal que no puede abogar por sí mismo? ¿Acaso, no puede vivir sus siete o 12 años de vida plenamente? Creo que no es justo.

Una gran alternativa es la adopción, hay miles de perros y gatos esperando un dueño que los  haga vivir una vida digna, no compremos más cachorros, más bien, fomentemos la adopción, y bajar la suma de quinientos sacrificios casi diarios.

En el caso de querer comprar un cachorro, primero pensemos, (según la raza) en el estilo de vida que llevamos, en el tamaño de nuestra casa, ya que al crecer, podría no tener espacio suficiente, cuál es la expectativa de vida, si es muy activo, si es pasivo, si crecerá mucho, si podré sustentarle de comida especializada, de poder sacarlo a pasear, de estar al tanto de su vacunación, si podré limpiar sus necesidades fisiológicas, si podré brindarle el tiempo y el cariño que necesita, el número de personas que viven conmigo, si éstas personas lo tratarán bien, etc. Son muchas cuestiones que hay que realizarse antes de hacer la compra, por favor, no nos dejemos llevar sólo por el encanto.

Los perros y gatos pueden brindarnos un cariño completamente leal, a ellos no les importará si los pateas, si los dejas sin comer, si los encierras, etc., siempre que te ven te reciben efusivamente,  el cariño que nos brindan es especial y único, así que por favor, no los abandones ni los maltrates.

Centros de adopción en Monterrey y su área metropolitana:

http://adopcion-mascotas.vivastreet.com.mx/adoptar-dar-mascota+monterrey-y-area-met

www.prodan.org.mx

http://www.vidadeperros.com.mx/2009/02/21/lista-de-contacto-para-rescate-perros-extraviados-perros-en-adopcion-albergues-y-denuncias-de-maltrato/

http://www.facebook.com/note.php?note_id=292227703622

Dedicado a Ringo: No pude haber adoptado a un perrito mejor que tú